Pelota-antiestres

La pelota antiestrés

Marta se había encargado de hacer una tarta que se había quemado y no olía tan bien como debía. Manuel había comprado un bastón, pero la madera estaba ligeramente astillada. Luis y José traían una bufanda envuelta en un horrible papel de regalo color oro. El sombrero de Mónica no pegaba con el resto de…

Walt Disney

Nunca jamás

Ella paseaba a Walt en brazos y todo hacía parecer que aquel sería un buen día. Los pajaritos cantaban, las nubes se levantaban y su marido, al lado, empujaba el carrito del bebé. El señor Don Gato estaba sentadito en su tejado, maullando, buscando con la mirada a otro gato que desaparecía por momentos, pero…

Plaza-Pilar-Zaragoza-Goya-SEO-mendigo

El mendigo yanqui

Me llaman el Yanqui (con q, nada de K anarcaca) porque soy el único mendigo del mundo que prefiere beber Coca-Cola sola a que vaya mezclada con vino barato. Sí, cojones, viva el imperialismo y las operaciones militares. Esos cabrones saben pensar especialmente en sí mismos, es decir, en sobrevivir, sean chicanos, chinitos o putos…

Efecto-tarima

Efecto tarima

El ‘efecto tarima‘ en los gimnasios vendría a significar algo parecido a ‘la erótica del poder‘ en el mundo de la política. Los monitores, desde su púlpito, son percibidos como más atractivos. Desde allí indican a los esforzados alumnos cuando esprintar con la bicicleta en spinning; cuando levantar o bajar las pesas en body-pump; cómo…

Batalla-del-lago

La batalla del lago

Fernando, como todas las mañanas, aunque ésta no sería una cualquiera por la batalla, se asomó por la ventana de sus aposentos. Desde su castillo podía ver parte de sus dominios, que iban desde la granja Manor, partiendo por el oeste, hasta la Villa. La Granja Manor, tras un largo período, había cambiado de manos…

Pulp-Charles-Bukowski-reseña

Pulp, el epitafio de Bukowski

Bukowski finaliza su andadura como novelista –Pulp es su última obra publicada antes de su fallecimiento un año después- con su libro menos realista y autobiográfico, que sin embargo sigue incluyendo el sello característico del afamado y maldito escritor estadounidense: un antihéroe desencantado de la gente, borracho, cobarde, atrevido, impulsivo, brillante, pasota, conformista, empírico, pesimista,…

Oasis-calle-bar

Oasis

-Pero… ¿quiénes estáis?-me preguntó Alfredo. –Elena y yo. –Respondí. -Pero… ¿los dos solos?-insistió él. -Ehhh… sí, sí –contesté con calma. Había notado, de todas maneras, el cambio de tono de su voz y la intención de la pregunta. -Ahh pues…no sé si bajaremos. Es que… Y aquí se sucedieron los tres segundos de silencio incómodo…

flor-más-de-un-día

Flor de más de un día

Había bebido bastante. Cuando estaba con ella lo hacía igual, aunque de una forma y con unos objetivos distintos. Tampoco cuando bebía olvidaba porque también la tenía presente las numerosas ocasiones en las que rozaba el coma etílico. Por aquellos días, como en muchos de los anteriores desde que lo habían dejado, disfrutaba de algunos…